4. Tell Aparchiyah, Chagar Bazar, Tell Brak



Muestra de cerámica encontrada en la "Casa Incendiada" TT6 en Tell Arpachiyah, norte de Irak, periodo Halaf, alrededor del 4500 a. C.


Nivel TT6 – el sexto nivel desde la “cima de Tepe” y el último nivel de ocupación Halaf en el sitio- le da a Arpachiyah su mayor gloria. La antecámara rectangular de uno de los primeros “tholoi” masivos TT7 permanecía en uso o fue reconstruida en el centro de un edificio rectangular en expansión. En algún momento se incendió, pero se conservó una gran cantidad de ricos objetos que estuvieron en uso dentro del edificio en las etapas finales de su existencia.



Mallowan sugería que la “Casa Incendiada” era la residencia de un jefe, o incluso la casa de un alfarero, por la gran cantidad de vajillas de cerámica decorada en hasta tres colores, con patrones ilustrativos geométricos densos, de una complejidad sorprendente. Ciertamente, pueden haber sido objetos de gran prestigio, y no hay paralelismos en otros sitios.


Una excavación por sí misma



All digging is a gamble - among seventy Tells ...who is to say which one holds ... a collection of objects of special interest.
--Agatha Christie, Come, Tell Me How You Live


Después de su temporada con Reginald Campbell Thompson en Nínive, Max sintió que ya estaba listo para dirigir por sí solo una expedición. Recibió apoyo de la Escuela Británica de Arqueología (British School of Archaeology) en Irak y del Museo Británico (The British Museum). Agatha, muy generosa, le proporcionó el resto del dinero, y a fines de enero se establecieron en Irak, una vez más.


Tell Arpachiyah


El sitio de Tell Arpachiyah toma su nombre a partir de un poblado a unos pocos kilómetros al noreste de Nínive, pero el montículo en sí se llama Tepe Reshwa. Es considerado un sitio muy importante para conocer la prehistoria tardía del norte de la Mesopotamia. Cuando Mallowan comenzó su excavación en 1933, estaba rodeado por tierras de cultivo. Actualmente, está circundado por un conjunto de viviendas, y el poblado está siendo absorbido por la expansión urbana de Mosul.


El sitio fue elegido en gran medida en base a la cerámica decorada que cubría toda la superficie del montículo (tell). Esta cerámica se conoce como Halaf, por Tell Halaf, en el norte de Siria, donde el Barón von Oppenheim la describió por primera vez. También se sabe que esta cerámica caracteriza una gran área a lo largo del norte de la Mesopotamia, que floreció entre los años 6000 y 5300 a. C.


Max ya había decidido excavar el montículo, o tell, en Arpachiyah. Pero las lluvias primaverales ese año fueron torrenciales, y a Max le llevó 54 horas viajar desde Damasco hasta Bagdad. En un momento dado, se vieron atrapados en un vado (uadi) inundado por varias horas. Ninguno de los materiales de la expedición resultó dañado, pero Agatha se pasó una tarde entera escurriendo su ropa en el hotel de Bagdad. Cuando el grupo llegó finalmente a Arpachiyah, el montículo parecía estar ocupado por al menos 14 familias, y había que obtener el consenso de cada una de ellas. Tampoco podía iniciarse ninguna excavación, por la lluvia. Agatha se consoló al encontrar una acogedora casa con un gran techo plano y un feroz perro guardián; éste la sorprendió al producir seis cachorros, que pasaron a formar parte de la familia.


Tell Arpachiyah


There were glorious dishes, vases, cups and plates, polychrome pottery, all shining in the sun - scarlet and black and orange - a magnificent sight.
--Agatha Christie, An Autobiography




Mientras Max había estado excavando su pozo en Nínive, los pobladores locales a menudo le traían muestras de cerámicas de un montículo cercano en Arpachiyah. Los fragmentos eran similares a los encontrados en los niveles prehistóricos del pozo de Nínive, y fueron llamados “Halaf Ware”, por un sitio en el norte de la Mesopotamia. Databan de alrededor del año 5000 a. C. Max se vio atraído hacia Arpachiyah porque estos fragmentos, fácilmente identificables, yacían cerca de la superficie del montículo. Esto significaba que los niveles prehistóricos no estaban superpuestos como demasiados escombros de los períodos posteriores.


Al principio los resultados fueron decepcionantes. El adobe que quedaba no parecía prometedor. Luego, debajo de un cementerio del periodo ubaida (5500-4000 a. C.) encontraron una serie de edificios con cúpulas, posiblemente con un significado religioso, que proporcionaron algunos materiales de interés. Más tarde, tuvieron un golpe de suerte. En el medio del montículo desenterraron un taller de alfarería. Contenía más de 150 platos y tazones decorados. Según Max, eran insuperables en su bellísima terminación, la pureza de la arcilla y la calidad decorativa. La cerámica pudo haber sido hecha en Arpachiyah y desde allí exportada al norte.


Parte del equipo


We were so frantically busy we didn't know how to cope. Vessel after vessel came up. They were smashed ... but they were there, and could nearly all be reconstructed.
--Agatha Christie, An Autobiography


Fue en Arpachiyah donde Agatha participó, por primera vez, en el trabajo de excavación, y comenzó a adquirir las habilidades que la convirtieron en un miembro valioso del equipo. Max y Agatha vivían en una casa que tenía el techo plano, lo cual era ideal para colocar los fragmentos de cerámica y alfarería. A Agatha le encantaba jugar a los rompecabezas, de modo que su labor encastrando los fragmentos era sobresaliente. Ella se había entrenado como dispensadora durante la Primera Guerra Mundial, y pronto llegó a dominar la técnica de la primera limpieza de los fragmentos con soluciones químicas.


Agatha era, además, la fotógrafa de la expedición: tomaba fotos de los objetos, primero en el sitio de su descubrimiento y después cuando ya habían sido restaurados. Revelaba las películas en un pequeño cubículo dentro del cual apenas podía moverse (tenía que andar en cuatro patas).


Agatha asumió el manejo de la casa, y pronto tuvo una cocinera inventando soufflé de vainilla horneado en una vieja lata. También aprendió a suministrar medicinas; su remedio usual para todas las quejas era una dosis de bicarbonato de sodio, que se ganó una reputación muy especial cuando una mujer dio a luz a mellizos gracias a su fuerza (la potencia del bicarbonato…).


Chagar Bazar


Life now settles down to its accustomed round. Max departs at dawn every morning to the mound. Most days I go with him...
--Agatha Christie, Come, Tell Me How You Live


Una segunda temporada en Arpachiyah se canceló cuando quedó claro que los excavadores occidentales en Irak eran menos bienvenidos que antes. Max volvió su atención hacia la región del Valle de Habur, en Siria, justo a lo largo de la frontera. Aquí los sitios serían probablemente similares a Arpachiyah… Tras un rápido sondeo de seis semanas, Max se decidió por el sitio de Chagar Bazar.


Chagar Bazar


Chagar Bazar está situado en el Khabur superior, noreste de Siria. El montículo tiene unas 12 hectáreas como máximo, y su altura máxima es de 21 metros sobre la planicie moderna. Se encuentra en la ribera occidental del Wadi Dara, que alimenta al Wadi Khanzir, un rio tributario del Khabur; está en el moderno camino entre Hasseke y Amuda, y seguramente en una encrucijada de una gran cantidad de antiguas rutas que atravesaban la región.


Las excavaciones del sitio, de Max Mallowan, entre 1935 y 1937, revelaron que el sitio había sido ocupado por primera vez durante un tiempo en el periodo Halaf prehistórico, a fines del sexto milenio antes de Cristo; más tarde había sido abandonado, a mediados del segundo milenio antes de Cristo. Se identificaron quince niveles de ocupación, de Halaf, Nínive 5, Protodinástico a Acadio, y Babilónico Antiguo.


En su primera temporada, Max organizó la excavación de un pozo de 16 metros hasta suelo virgen. Las muestras de alfarería revelaron que el sitio había sido ocupado durante el periodo Halaf. Durante una segunda temporada, en la primavera de 1936, los trabajadores descubrieron más de setenta tabletas cuneiformes que databan de principios del segundo milenio antes de Cristo. Estas tabletas presentaban una imagen de una comunidad agrícola próspera, dedicada a la cría de ovejas y el cultivo de la cebada, a partir de la cual hacían pan y cerveza. Chagar Bazar parecía haber estado en la ruta que la unía con puetos comerciales en el Tigris y el Éufrates. Las temporadas en Chagar Bazar se hicieron aún más agradables porque el equipo vivía en una casa especialmente diseñada y construida. Agatha era la fotógrafa principal, responsable de registrar todos los descubrimientos que se hacían durante las excavaciones.


Tell Brak


The day has come when the first spade is to be put into Tell Brak. It is quite a solemn moment.
--Agatha Christie, Come, Tell Me How You Live


Tell Brak alguna vez había sido un importante pueblo en una importante ruta de comercio que conectaba a la Mesopotamia con el Mediterráneo. El enorme montículo que marcaba el lugar estaba cerca de Chagar Bazar. En 1937 Max decidió excavar ambos sitios al mismo tiempo.


Tell Brak es uno de los sitios arqueológicos más impresionantes del Cercano Oriente. Se eleva a una altura de más de 40 metros y ocupa un área de aproximadamente 60 hectáreas, dominando el paisaje del Wadi Jaghjagh inferior, en el noreste de Siria. El sitio yace sobre un importante camino antiguo que va desde el Valle del Tigris, en la moderna Irak, por Chagar Bazar hasta Mardin, y las fuentes metalíferas de Anatolia, o hacia el oeste hasta el Éufrates y el lejano Mediterráneo. Max Mallowan comenzó su excavación en la primavera de 1937, y hasta ese momento nunca se había llevado a cabo casi ninguna obra arqueológica en esa parte de Siria (entonces bajo el dominio francés). Fue aquí donde Mallowan hizo quizás su descubrimiento más importante: el Palacio de Naram Sin.


Tell Brak era un sitio productivo para Max. En las primeras dos temporadas, localizó y comenzó a excavar, al sureste del montículo, un gran palacio construido por Naram Sin (2254-2218 a.C.). Al mismo tiempo, descubrió la plataforma de un templo al sudoeste. Dentro del templo, conocido como “Templo del Ojo” (llamado así por la enorme cantidad de ídolos-ojo que se encontraron en su interior) Max hizo uno de sus hallazgos más importantes. Era un altar decorado con un friso tallado en bandas de piedra caliza azul, con mármol blanco y esquistos ondulados verdes, con láminas de oro.


En 1938 la hija de Agatha, Rosalind Christie, se unió al equipo. Se hizo cargo de dibujar algunos de los objetos encontrados en la excavación.


Fuente: Agatha Christie and Archaeology. Fathom.com
véase el art. original en:
http://www.fathom.com/course/21701725/session3.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada